Peru 2010 – ASCENSION AL CHOPICALQUI 6347 mts 2ª Parte

imagesBueno, pues como iba contando esa noche salimos muy temprano hacia la cumbre, a las 12.30 h de la madrugada, el otro grupo salio media hora antes. La primera parte de la ascensión sigue la misma tónica del glaciar, una ruta enrevesada con subidas y bajadas para ir sorteando las grietas que nos ibamos encontrando, afortunadamente la huella era bastante clara y la luna llena nos facilitaba mucho la tarea de encontrar el camino correcto. Cuando habían pasado unas dos horas de ascensión comenzó un viento racheado que iba aumentando a medida que ganabamos altura. La sensación termica bajo drasticamente y nos obligó a colocarnos toda la ropa que llevabamos, manoplas y plumas incluidos y aún así el frio se hacia insoportable por momentos. Sobre las 5 de la mañana llegamos a la parte más tecnica de la ascensión, una serie de corredores de diferente dificultad que oscilaban entre los 45 y los 70 grados en algunos tramos, la nieve estaba en perfectas condiciones y eso nos permitió subir en ensamble gran parte de ellos.

La culminación fue un corredor de unos 60 grados de media que tendría unos 80 metros, este paso comenzaba saltando una grieta y tuvimos que asegurarlo, fué la zona donde más frio pasamos, estaba amaneciendo y era la hora más fria y había que progresar lentamente lo que me hizo temer en algunos momentos por la integridad de mis pies. Después de este corredor ya podiamos divisar el famoso hongo cimero un par de resaltes más y otro par de rampas y ya estabamos en la cumbre a las 7 de la mañana. Desgraciadamente la batería de la cámara de Pascual estaba tan fria que apenas nos dío para hacer un par de fotos y el frio era tan intenso que nos hizo abandonar rapidamente esa cumbre que tanto esfuerzo nos había costado alcanzar.
A partir de ahí hicimos varios rapeles aprovechando estacas que otras expediciones había abandonado anteriormente, bajamos bastante cansados ya que por el intenso frio apenas habiamos bebido ni comido durante el ascenso y solo nos pudimos recuperar un poco al abrigo de la tienda cuando alcanzamos el campo 1. Sin recrearnos demasiado desmontamos la tienda, recogimos todo y comenzamos el descenso. Cuando llegamos a la supergrieta volvimos a repetir la misma operación que a la subida, esta vez sin pensarlo tanto aunque el salto era un poco más complicado. De ahí alcanzamos sin más contratiempos el campo morrena y dos horas después el campo base. Aunque estabamos a 15 minutos de la carretera eran las cuatro y media de la tarde y teniamos muchas dudas de que a esas horas pudieramos encontrar ningún transporte, así que decidimos hacer noche en esa pradera para terminar el regreso al día siguiente.
Y bueno, eso es todo, luego vino la celebración y la continuación del viaje, pero esas cosas ya las contaremos cuando estemo ahi en una semana. Un abrazo para todos.

Miguel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.