Peru 2010 – ASCENSION AL CHOPICALQUI 6347 mts

images

Una vez que nos quedamos solos Pascual y yo saque cuentas y vi que ibamos a tener tiempo solamente para una montaña. Mi primera elección fué el Artesonrraju, la piramide perfecta, pero después de buscar información decidimos no intentarla ya que las condiciones este año eran pésimas, al igual que otras muchas montañas de la cordillera blanca como el Huascaran. La otra opción más atractiva era el Chopicalqui que si parecía estar a priori en buenas condiciones.
Después de algunas dudas decidimos subir los dos en estilo alpino y sin ayuda de guias ni porteadores, así que cargamos las mochilas a tope y cogimos el colectivo que en dos horas nos dejaría en Jungay por 8 soles. Desde Jungay cogimos un taxi por 45 soles que en otras dos horas nos dejó en la curva del Chopicalqui, donde se inicia la ascensión. Desde allí en media hora llegamos al campo base y continuamos subiendo en dirección al campo morrena. Subimos unos 800 mts de desnivel hasta el campo morrena a 5000 mts. Este sería un campo comodo de no ser porque hay que andar media hora para conseguir agua y esta no es muy limpia que digamos.

Hicimos noche allí y al día siguiente salimos hacia el campo 1, solo habemos dos grupos en la montaña, nosotros y dos más con un guia y un porteador. Ellos salen primero, pasamos la ultima parte caotica de la morrena y nos adentramos en un glaciar plagado de grietas, en menos de una hora vemos que el otro grupo se está dando la vuelta, nos comentan que hay una grieta que se ha abierto mucho y es imposible superarla y empiezan a buscar un paso alternativo que resulta ser igual o más peligroso que la grieta. Pascual y yo nos acercamos a examinar la grieta y es realmente acojonante, ancha y sin fondo, solamente hay un puente de hielo que parece estar en el aire lo miró por todos los angulos y no veo nada que lo sustente. Al rato llega el otro grupo y barajamos las diferentes posibilidades. El guia intenta rapelar por el borde de la grieta para intentar alcanzar la otra parte pero no lo consigue. Ya estan practicamente decididos a retirarse cuando decido probar a cruzar por el puente de hielo, solo pueden pasar dos cosas que pase o que se hunda y me de un buen talegazo. Así que después de asegurarme con una estaca y dudar un rato, doy el paso apoyandome en el puente y saltando al otro lado. Afortunadamente parece ser más resistente de lo que parecía. A continuación clavo otra estaca y monto una especie de tirolina por la que pasamos primero las mochilas y luego el resto de los dos grupos.
Después de esto cotinuamos a traves de un mar de grietas hasta el campo 1 a 5500 mts. Empezamos a derretir nieve inmediatamente ya que es más tarde de lo planeado y queremos salir esa noche muy pronto hacia cumbre lo más descansados posible.
Bueno, pues ya seguiré con la crónica en cuanto tenga otro rato, saludos a toda la peña, Pascual y yo estaremos con nuestros pensamientos el viernes en el club.

Miguel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.