MARATÓN DE BARCELONA 2.012

MARATÓN DE BARCELONA 2.012 (Diario de un maratoniano)

En el recuerdo queda ya este maratón para mis compañeros y amigos Fran, Vicente,Mauro y Víctor, al igual que para mí. Han pasado muchas semanas desde el momento en el que nos planteamos la participación en una carrera de esta envergadura. Una vez lo decidimos, empezamos a planificar el entrenamiento para llegar en un estado de forma óptimo al día de la carrera. Han sido días en los que no siempre ha sido fácil seguir la planificación establecida. Como siempre, frío, lluvia, viento y horas intempestivas entrenando duro. ¡ Cuántas vueltas a la Urbanización de la Monsina haciendo series largas, cortas, … con descansos cortísimos (vamos que salimos…), rodajes con ritmos controlados, muchas subidas a San Roque y a la Plaza del Calvario, rodajes largos y progresivos los domingos por la mañana muy temprano, …! Todo ello ha requerido un preparación física y mental muy intensa.
Algunos de mis compañeros (Fran, Víctor y Vicente) se desplazaron a Barcelona el viernes por la tarde con sus familiares. En cambio, Mauro y yo lo hicimos el sábado por la mañana. Tras llegar y acomodarnos en el hotel, junto con mi compañero de fatigas Mauro, me dispuse a visitar la Feria del Corredor y recoger el dorsal (los demás estaban de turismo con sus familias por las Ramblas de Barcelona). Allí pudimos disfrutar de la mejor Feria del Corredor de España con todas las marcas que hoy día el Atletismo ofrece. Aunque tuvimos que esperar cerca de una hora, guardamos cola para comer dos platos de pasta en la Pasta-Party. Tras llenar los depósitos del combustible necesario para la carrera, nos fuimos a descansar un rato. Camino al hotel nos encontramos a Vicente y Fran, que iban por sus dorsales, y nos dijeron que Víctor estaba hecho polvo, que algo que había comido la noche anterior posiblemente le hubiese caído mal y estaba vomitando y con fuertes dolores de estómago. A media tarde, y tras haber descansado nos reunimos todos, salvo Víctor, que prefirió quedarse en la habitación y nos dedicamos a ultimar los detalles para la mañana siguiente. Ya en la habitación me planteé definitivamente la estrategia a seguir en carrera. Intentaría salir tomando como referencia los tiempos del Maratón de Valencia, sin pasarme de pulsaciones. Sabía que gracias a los entrenamientos junto con mis compañeros, estaba un poco más fino. Sin embargo, siempre con muchísimo respeto a esta distancia, ya que pasarse un poco de ritmo al principio siempre se paga al final.
A la mañana siguiente nos reunimos en el hall del hotel y nos dirigimos a la zona de salida. Se notaba el nerviosismo de todos, ya deseando empezar a correr. Calentamos un poco, no mucho, y nos metimos en nuestros cajones de salida. Al final, íbamos a salir todos, incluso Vicente, que estaba dudoso, ya que no había entrenado el mes anterior al Maratón; también Víctor, que se había medio recuperado. Todos, excepto Fran, que salía en el cajón sub-3h., entramos en el cajón 3-3:30h. Todos con diferentes objetivos. Fran, por delante, Víctor y yo por detrás, al igual que Mauro y Vicente.
Al fin, como siempre, suena ” Barcelona “, de Montserrat Caballé y Freddy Mercury. Esto empieza ya. Visualizo una última vez la carrera y deseo suerte a Víctor, que va a salir conmigo. Ahora toca disfrutar.
Empieza la carrera y los primeros kilómetros tienden hacia arriba. Muchos corredores nos pasan. Voy marcando el ritmo hasta llegar al km.5, zona del Camp Nou, momento en el que el circuito se vuelve favorable para todos. Todavía es pronto. Víctor y yo siempre vamos juntos. Las sensaciones son buenas por el momento. Vamos disfrutando del recorrido. Hay mucha gente en la calle animando a los casi 20.000 corredores. Pasamos el km.10 y las referencias son buenas con respecto a Valencia (unos segundos más rapido). Van pasando los kilómetros y vamos haciendo frente a las cuestas hacia arriba en la zona de Paseo de Gracia.Víctor y yo no hablamos, vamos concentrados en lo que estamos haciendo. Voy mirando mis pulsaciones y veo que van bajas y que vamos incrementando el ritmo muy poco a poco. Todas las referencias van siendo buenas. No nos relajamos ni un momento y nos concentramos en el ritmo a seguir. Bebemos en todos los avituallamientos, muy bien señalados por la Organización. Estamos llegando a la media maratón y mis sensaciones son buenísimas. Empiezo a ver algo raro enVíctor, y pienso que le está empezando a afectar lo del día anterior. Miro un par de veces para atrás y veo que se está empezando a quedar. Entonces decido seguir a lo mío y voy incrementando la velocidad poquito a poco como tenía pensado. Deseo que Víctor sepa regular y no sufra demasiado. Conociendo el recorrido de otros años, sabía que ahora iba a poder correr a gusto, con el pelotón más estirado y muchos kilómetros llanos. Hay gran cantidad de público en muchas zonas aplaudiendo el esfuerzo de todos los atletas. Van pasando los kilómetros y las pulsaciones siguen bien, el ritmo fenomenal y mis referencias buenas. Voy adelantando a muchos corredores que empiezan a acusar los kilómetros. Llega el km.30 y todo va bien. Es el momento en el que tiene que aparecer todo el entrenamiento realizado. Ahora ” empieza ” realmente la carrera. Me acuerdo por un momento de mis compañeros y me pregunto cómo les estará yendo, pero me concentro y sigo adelante. Empiezo a ir rápido y pienso que puedo mantenerme así bastante tiempo. Por el km.33 siento el primer aviso en los gemelos, ¡ otra vez no !. Decido no forzar mucho la máquina y pienso en los siguientes kilómetros. Voy bien, pero llegando al km.36 y al subir un pequeño escalón aviso muy serio otra vez. Debo ya tener mucho cuidado cómo hago la pisada. Mi intención es llegar a Plaza de Cataluña y exprimirme al máximo aprovechando unos kilómetros cuesta abajo hasta Plaza Colón, pero al llegar a ese punto otro aviso serio. Pienso que se puede ir todo al garete en este momento e intento no forzar nada para ver si recupero los gemelos. Tengo suerte y parece que no va a más. Me lanzo dónde puedo (llegando a Las Ramblas km. 39) y miro el Garmin, estoy bien de pulsaciones a estas alturas y quiero exprimirme al máximo hasta meta. Son poco más de dos kilómetros lo que queda de carrera, se ve al final de la recta el arco rojo del km.42, pero hay que subir. Empiezo a apretarme a tope, pensando que me queda una serie de 2 km., pero los gemelos otra vez en cuanto alargo la zancada. Decido apretarme hasta donde las piernas me permiten y poco a poco llego al arco rojo y encaro la recta de meta. Miro el reloj e intento esprintar pero los gemelos dicen basta. LLego a meta y me da un subidón de alegría. Me acuerdo en ese momento del esfuerzo en los entrenamientos de series largas a tope y me emociono. No sé dónde meter la cabeza. Lo he conseguido. He bajado mi marca personal y estoy muy entero. ¡ Toma, toma,…! Estoy contentísimo. Ahora me acuerdo de mis compañeros. ¿ Cómo estarán?
Fran es un crack. Debutante, primer maratón en ruta. Tiempazo final. Este tío es una máquina. Como me había comentado antes de salir, su intención era bajar de 3 horas. Salió a un ritmo fuerte y pudo mantenerlo muy bien durante toda la primera parte de la carrera. Tenía sus dudas, ya que no sabía si iba a aguantar hasta el final la intensidad en el esfuerzo, pero su reto era ese y vaya si lo consiguió. ¡ Él había ido a Barcelona a bajar de 3 horas y ya está !. Pudo gestionar hasta el final una primera parte muy buena y hacer la segunda, como me dijo tras la carrera, con ese colchón de tiempo que había conseguido. LLegó entero. Es fuerte el tío. Espero que no se retire ya de esto de hacer maratones y pueda convencerlo para los próximos… Felicidades, Fran, por el gran maratón realizado y por la marca conseguida.
Tengo que destacar a Vicente. Debido a una lesión en el último mes antes del maratón no entrenó nada de nada. El día antes de la prueba no sabía si iba a salir o no; después, si iba a hacer algunos kilómetros para saber qué se sentía en un maratón y finalmente, acaba el tío, su primer maratón en ruta con un par de narices. Como ya dije anteriormente,Vicente salió tranquilo en intentó disfrutar de la prueba durante el máximo tiempo posible, sabiendo que se iba a hacer muy larga y penosa si quería acabarla. Las piernas no las tenía preparadas para tamaño esfuerzo. Muchos problemas musculares en la parte final de la carrera. Sin embargo, y debido a su fuerza física y mental, consiguió acabar el maratón, que no es poco, con gran sufrimiento final deseando llegar a meta lo más pronto posible. Un poco más cansado de lo normal, pero objetivo conseguido. Vaya tela. Enhorabuena, Vicente, otro crack. ¿ Quién es el guapo/a que se casca 42,195 km. sin estar entrenado? Sí, señor. Ahí queda.
El amigo Mauro corrió con Vicente durante casi toda la carrera. Salió a buen ritmo, quizás algo elevado los primeros kilómetros, pero tuvo buenas sensaciones y decidió echar para adelante. Tomó varios geles durante la carrera, hizo un desayuno algo pesado,… Sin embargo, disfrutó del maratón como todos hasta la parte final. Siguió con su marcha hasta el km.30 más o menos, momento en el que empezaron a aparecer sus primeros problemas. Aparecieron las malas sensaciones y le empezaron a pesar los kilómetros. Le llegó el temido ” muro “. Sintió que no iba bien, las piernas no le funcionaban como el quería. El ritmo decrecía por momentos y tuvo que parar a vomitar. ¡ Tenía que llegar como sea ! No importaba el tiempo. Muchos días de entrenamiento decidido no se tenían que echar por la borda. El volver a arrancar costaba muchísimo, pero todo pundonor se rehizo y logró seguir corriendo y regular como pudo para llegar al final y cruzar la línea de meta. Felicidades, Mauro. Enhorabuena por el esfuerzo realizado. Ahora ya sabes lo que es correr un maratón.
Víctor, por su parte, salió conmigo y aparentemente fue bien durante los primeros kilómetros, con buenas sensaciones, incluso en alguna cuesta abajo se iba hacia adelante. Pero debido a sus problemas estomacales del día anterior que le dejaron bastante tocado, fue llegando al km.23 cuando decidió retirarse del maratón al ver que no iba a pasarlo nada bien y que no iba a tener el ritmo que el hubiese deseado. Sin embargo, intentó participar en la prueba tras el esfuerzo de los entrenamientos y con los ánimos de sus compañeros. No obstante, enhorabuena también. No siempre se llega en las mejores condiciones por muchos motivos. El reto es la próxima.
En definitiva, buena participación de todos. Ahora toca recuperarse y disfrutar de las emociones vividas en carrera. Enhorabuena a los debutantes en su primer maratón en ruta. Unos con mejores resultados que otros, pero no importa. Como rezan aquellas palabras ” el sufrimiento es pasajero, el orgullo es para siempre “.
Saludos.

Francisco José Mazón Espinosa  2:59:07
Trino Damián Marco Canales  3:15:16
Vicente Illán Hernández  3:55:00
Mauro Mira Pérez  3:58:23

Víctor Mazón Espinosa  -:–:–

Nota: nos vemos en el próximo Maratón de Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *