Gente Normal

bco.-amanaderosCuando vamos por la calle nos camuflamos con el resto de individuos como si fueramos normales, uno más, pero la realidad es que no somos muy normales, se nos puede llamar «animales», «masocas»… y asi podría seguir. Nadie termina de comprender porque subimos a lo alto de una montaña, simulamos a Spiderman en las paredes, nos arrastramos por cuevas o vamos a buscar los barrancos más encañonados.
Esta historia, es de esas incomprendidas… levántate a las 5 de la mañana para hacer deporte y vuelve a las 23:00 del tirón sin ir al bar…

Son la 1:30 de la noche, estamos cerrando la sede del club (GMCS) y despidiendo a los compañeros del CME Thiar del Pilar de la Horadada… medio resignado porque no iva a ir a ningun barranco al día siguiente ya que al final los compañeros del GMCS no podían quedar, me acababa la cerveza, cuando de pronto se me ocurre… «Vámonos a Teruel a hacer el barranco de Amanaderos!», la primera reacción fue «tú te pinchas caldo de olivas en los tobillos…», pero preguntaron por el barranco a Miguel, y este, les habló del «chorraco» de agua que te cae en el primer rápel…

Lo siguiente que recuerdo es que a las 6 de la mañana saliamos hacia Teruel para hacer el barranco…

Localizamos el barranco y tuvimos mucha suerte de que había un grupo numeroso y gracias a ellos pudimos dejar mi coche en la salida del barranco, el retorno a la cabecera a pie son más de 3 horas, aunque delante de nosotros en el barranco iba un grupo de 15 personas al que por las cirscunstancias no pudimos adelantar y se nos alargó demasiado el barranco.

Entramos al barranco a las 12 de la mañana y salimos a las 17 h. de la tarde. Llegamos a Callosa a las 23 de la noche, después de hacer un barranco con 3 rápeles interesantes, el primero, el más cañero, que en cuanto bajas medio metro de la cabecera del rápel ya te da «un chorraco» de agua encima hasta que bajas los 22m. Es un barranco de mucho pateo y como ocurre con el barranco del infierno de Alicante lo cruza una ruta de senderismo.

¡Hasta la próxima!

 Paco Rodriguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.