Toubkal 2010

 

cumbre pascualEl tres de marzo, partimos 5 montañeros,4 éramos del grupo de montaña de callosa de segura, Sergio cano, Sonia cano, David, pascual y nos acompaño Unai lodosa, navarro, simpatizante del grupo, hacia Marruecos con la intención de subir el Toubkal de 4200 mts, después de haber realizado varias ascensiones en pirineos y sierra nevada ahora tocaba probarse en un reto mayor ya que ninguno de los integrantes había subido por encima de las cotas que se encuentran en España, así que con mucha ilusión llegamos a Marrakech vía alicante, donde cogimos un taxi que tras una hora y media de coche nos llevo hasta Imlil pueblo berebere donde comienza la ruta, como llegamos pasadas las dos nos quedamos esa tarde en el pueblo a descansar y al día siguiente haríamos la ruta de aproximación hasta el refugio Nelter o también llamado Toubkal que esta a 3200 mts, dormimos en casa de Azdur un bereber del pueblo que tiene la casa preparada para recibir montañeros y turistas y la verdad es que se estaba muy bien, así que al día siguiente con muy buen animo salimos para arriba.

Decidimos portear nuestras mochilas ya que salimos a las 9 y teníamos todo el día para llega r al refugio, donde se tarda entre 4 y 6 horas dependiendo de las fuerzas el desnivel es bastante ya que Imlil se encuentra a unos 1600 mts y el refugio a 3200 mts, el comienzo de la ruta es una pista forestal que llega hasta un pueblo donde termina dicha pista y después de cruzar el río por unas piedras ya se coge la senda que va por la ladera del río y vamos ganando altura, el camino esta bastante salpicado de mulas, arrieros, porteadores y como no montañeros entre los que como siempre reina la simpatía y el buen humor, la nieve empezaba a unos 2500 aunque no necesitamos usar crampones, las mulas llegaban hasta esta cota desde donde se tarda una hora y media en llegar al refugio, este tramo nos costo un poco ya que el peso de la mochila empezaba a sentirse, pero despacito y aprovechando que el día era buenísimo, llegamos al refugio hacia la tres de la tarde, cansados pero con buen animo, y mas tras tomarnos un te caliente que nos supo a gloria, habíamos tardado unas 6 horas en llegar, así que descansamos toda la tarde y charlamos con montañeros que habían bajado ese mismo día y con otros que saldrían al día siguiente con nosotros para arriba, la comida del refugio, pues comida de refugio, pero cenamos sabedores de que al día siguiente nos harían falta toda la energía, así que tempranito a dormir y tras varias opiniones sobre la hora de salir decidimos madrugar, y así a las 7 de la mañana estábamos en la puerta del refugio equipados con todo el material, salimos ya con crampones porque la primera pala que hay que superar es bastante inclinada y larga, decir que es la pala de mas inclinación que encontraremos en todo el recorrido, despacito y con buena letra la superamos, aquí los números grupos que van con esquís ya empiezan a pasarnos, nosotros no tenemos prisa así que tras superar este tramo, paradita, agua y una barrita, a partir de aquí se remontan unas lomas muy suaves para llegar sin darnos cuenta al collado desde donde sale la arista que en 30 minutos te deja en la cumbre, en dicho collado ya nos encontramos a 4000 mts y nos cruzamos con la gente que ya baja de cima, estos nos comentan que no hace nada de viento en la cumbre y que se esta genial cosa que nos motiva y después de reponer fuerzas nos dirigimos hacia la parte final, el día era estupendo, un sol radiante y una temperatura ideal, éste tramo lo hicimos muy despacito para evitar el mal de altura, y así despacito en 5 horas nos plantamos en la cumbre, eran las 12 del mediodía, no hacia viento y pudimos disfrutar de las vistas de 180 grados, descansamos y ya sin casi gente en la cima, a pesar de haber subido unas 40 personas ese día, nos hicimos las fotos de rigor, comimos algo y disfrutamos de las vistas, luego disfrutamos de una bajada en la que charlando nos plantamos en dos horas de vuelta en el refugio donde tomamos un te, y decidimos bajarnos a Imlil a dormir ya que se estaba mas cómodo abajo en el pueblo y decidido que no íbamos a subir el ras, otro 4000 muy interesante, tal vez mas que el Toubkal, pero en otra ocasión será, pues con alegría y con un día que acompañaba emprendemos el regreso y dejamos atrás la montaña, cargada de nieve y con un ambiente muy alpino, basta decir que de la gente que subimos ese día a cumbre mas de la mitad iban con esquís, el atlas en estas fechas presenta un ambiente espectacular, con muchas posibilidades para todos los niveles, ya que las nortes y corredores estaban en un estado optimo para poder realizarlas, para nosotros… hacer un recorrido de dos días por el alto atlas, subir una montaña de mas de 4000mts,disfrutar de esta, gracias al buen tiempo, nos supo mas que bien, y así nos despedidos del atlas hasta ocasión, que por precio y cercanía, seguro que la habrá,

Sergio, Sonia, David, Unai, Pascual.

p3030644_800x600

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *