Saludos desde Nueva Zelanda

 

Hola a tod@s, como ya sabéis muchos de vosotros llevo poco más de una semana por Nueva Zelanda y todavía no había dado señales de vida. La verdad es que estos días han sido muy ajetreados y no he tenido tiempo para escribir nada.

Bueno para comenzar quería comentaros algo porque sé que muchos de vosotros tenéis la duda, y es que aunque estamos al otro lado de la tierra aquí la gente no anda boca-abajo. Una vez aclarado este punto os comento algunas cosas del viaje.

Llegue el lunes pasado a Auckland y después de unos días muy desconcertantes decidí comprar un coche y escapar de la ciudad. Encontré un Subaru wagon, que me sirve hasta para dormir algunas veces, por 1100 dolares, unos 700 euros españoles y no lo pensé. Los primeros días fue una locura esto de conducir por la izquierda, pero parece que le voy pillando el tranquillo.

He estado cuatro días viajando sin parar por el norte de la isla norte, en los primeros dos días he visitado lugares como la península de Coromandel, Cathedral Cove, Hot Beache, y he podido hacer alguna ruta de senderismo por el interior de un bosque tropical, casi una selva pero que está a escasos km del mar. Los paisajes son una maravilla. Pude ascender al Pinnacle, una montañita de 800 mts y que está acondicionada a los turistas, con decir que había escaleras casi hasta la cumbre, y el último tramo equipado como una ferrata. Pero está dentro de una selva y las vistas son maravillosas.

Galeria fotografica.

Luego baje un poco más al sur a la zona de Rotorua, una zona volcánica donde se pueden ver pozas de agua y barro en ebullición, geiseres, etc… Nueva Zelanda es un país creado por volcanes y en esta zona esto es más patente que en ninguna otra, el olor a azufre te hace pensar que estas en las entrañas de la tierra. Además los paisajes que se han formado con numerosos lagos y bosques son impresionantes. Aquí también pude ver un espectáculo sobre la cultura Maori, los nativos de estas tierras.

 

Después de esto fui hasta Taupo, pero estuve de pasada porque me pareció muy turístico. Es como el Chamonix de Nueva Zelanda, todo lleno de tiendas y bares. Aquí se puede contratar casi cualquier deporte de riesgo que os podáis imaginar y algunos que ni os imagináis. Es un gran parque temático. Está junto a un lago inmenso, el más grande del país y al fondo se puede ver una cadena de volcanes en los que todavía se puede esquiar aunque estamos en primavera.

Después de eso llegué a una granja donde estaré unos días trabajando a cambio de alojamiento y comida. Es un lugar maravillosao cerca del parque de Taranaki, coronado por un volcán, el Taranaki, es una pasada, es la típica imagen de un volcán con la forma cónica perfecta y la nieve en la cumbre, a mí me recuerda bastante al Cotopatxi de Ecuador. El problema que hay aquí es que no para de llover y no sé si el tiempo me dará una tregua para intentar ascenderlo. Espero tener suerte y poder por lo menos intentarlo antes de seguir camino.

Bueno pues eso es poco más o menos todo hasta ahora. Espero que la concentración fuera muy bien, ya me contareis e intentaré seguir escribiendo y subiendo alguna foto cuando pueda. Un saludo para tod@s.

Miguel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *